¿Cómo planificar mejor tu presupuesto mensual?

¿Alguna vez te ha pasado que llegas a fin de mes y no tienes dinero en el bolsillo? ¿Sientes que tu quincena se va en menos de una semana? Esto tal vez se deba a que no has organizado bien tu presupuesto mensual. La clave no está en cuánto dinero ganes, sino en cómo lo administres y amoldes tus gastos a tu presupuesto.

No hace falta ser un contador o un profesional de las finanzas para hacer un buen presupuesto mensual. Bastará con que hagas un registro de todos tus gastos y evalúes en dónde gastas el dinero. Pero para esto debes clasificar tus gastos, a fin de determinar a cuáles debes darles prioridad y cuáles son innecesarios.

Es por esto que en el siguiente artículo te explicaremos cómo puedes clasificar tus gastos para hacer un mejor presupuesto mensual y que no te quedes sin dinero antes de tu próximo sueldo. Además, te mostraremos consejos prácticos, rápidos y sencillos con los que podrás ahorrarte mucho dinero.

Haz una lista de tus Gastos Fijos

La primera lista que debes hacer es la de los gastos fijos, como rentas, servicios, cuotas de créditos bancarios, seguros. En fin, gastos que son fijos cada mes, que debes hacer sí o sí. Estos son los más importantes y en los que se va la mayor parte de tu sueldo.

En especial, debes incluir entre estos gastos tus obligaciones crediticias, ya que te permitirá tener un excelente historial en el banco y en el sistema financiero nacional, lo que te favorecerá muchísimo si más adelante necesitas otro crédito bancario.

Evalúa tus Gastos Variables

Los gastos variables son aquellos que no tienen una renta fija y dependerán de las circunstancias. Por ejemplo, no todos los meses debes comprar zapatos, ropa, accesorios, electrodomésticos, útiles escolares, regalos.

Todos estos son gastos variables y debes contabilizarlos en tu presupuesto mensual. De ser posible, puedes prever qué gastos variables tendrás en determinado mes e ir ahorrando para que tu sueldo de esa quincena no sufra.

Te ponemos un caso: Si tienes niños pequeños, sabes que en diciembre llegará “Santa”, así que puedes planificarte para comprar los regalos navideños y ahorrar desde septiembre u octubre. Igual pasa con los gastos escolares; comienza a ahorrar desde que tus hijos salen de vacaciones, así la vuelta a clases no será un golpe a tu bolsillo.

Los Gastos Acumulativos, o “gastos chiquitos”

Son esos pequeños gastos, como el café que te tomas de camino al trabajo, ese dulce que tanto te gusta, la gasolina del auto. Te sorprenderá ver cuánto dinero gastas en esos pequeños detalles que al final suman. Claro que son inevitables y podemos darnos ciertos gustos, pero en algunas cosas podemos ahorrar. Ta damos un par de tips que te serán útiles:

  • Cocina en casa: Verás que te sale mucho más económico levantarte unos minutos antes y preparar tu desayuno o tu café que comprarlo en la calle. Igual con los almuerzos o las cenas. Puedes cenar fuera de vez en cuando, pero si quieres comer algo especial puedes comprar los ingredientes y prepararlo en casa, te rendirá mucho más.
  • Noche de películas: Si te gusta salir al cine con la familia o los amigos está muy bien. Pero de vez en cuando puedes reemplazar el cine por una noche de películas en casa. Compra algunas frituras y maíz para hacer tus propias palomitas y disfruta en la comodidad de tu hogar. Te ahorrarás dinero con esta idea.

Hacer un buen presupuesto implica amoldar nuestros ingresos y no gastar en cosas que son innecesarias o frívolas, sobre todo si tendrás gastos más importantes durante el mes. Si quieres saber más sobre finanzas personales visita: dineroexperto.pe.

 

Enviar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *