¿Cuándo es prudente utilizar crédito?

Solicitar un crédito bancario te permite disponer de altas sumas de dinero en instantes para poder efectuar compras de gran envergadura, con sólo cumplir los requisitos exigidos por el banco. Sin embargo, el crédito también lo utilizamos para pequeñas compras al hacer uso de las tarjetas de crédito, y en ocasiones no nos detenemos a pensar en los intereses que estamos pagando. Por eso, ¿es prudente solicitar un crédito o utilizar las tarjetas de crédito para cualquier cosa?

Las tarjetas de crédito sin duda ofrecen el beneficio de acceder a productos y servicios sin pagarlos de contado. Pero existen ciertas compras para las que no es prudente utilizarlas. En el caso de los créditos bancarios, debes tomar muy en cuenta el tipo de fin para el cual lo necesitas, si sería preferible esperar y ahorrar para adquirirlo, y si estarías en la posibilidad de pagarlo una vez aprobado. Te invitamos a hacer este pequeño test y a verificar qué tan adicto eres a los créditos.

¿Solicitarías un crédito para comprar algún electrodoméstico, muebles u otros artículos para el hogar?

  • El crédito te permitirá hacer uso del bien mientras lo pagas. Pero la pregunta clave es si realmente es un artículo de primera necesidad, o si simplemente es un capricho que puede esperar como que quieras cambiar tu tele vieja por una más moderna. Evalúa tus prioridades.

¿Solicitarías un avance de efectivo para comprar alimentos?

  • Los avances te permiten acceder a dinero de tu límite de tarjeta de crédito en efectivo a través de os cajeros automáticos, es muy sencillo. Pero ¿sabías que el interés por esta operación puede pasar del 85% en la mayoría de los bancos? No es recomendable solicitar este tipo de crédito para comprar algo que usas y al instante desaparecerá.

Si no tienes dinero para hacer las compras del súper, es preferible que uses la tarjeta de crédito directamente y pagarla casi en su totalidad, o si puedes págala toda, al finalizar el mes. De esta manera evitas el interés por la deuda y pospondrás el pago de la compra por unos días.

¿Solicitarías un crédito para comprar una casa, un vehículo o pagar tu educación universitaria?

  • Comprar una casa o un auto a costa de sólo ahorros es una tarea bastante difícil. Por lo que acceder a un crédito para este tipo de bienes es una buena opción. De igual forma, pagar tu educación superior con un crédito es una inversión para tu futuro.

¿Utilizarías la tarjeta de crédito para comprar algo en oferta?

  • Si lo necesitas, de todas maneras lo pensabas comprar, lo conseguiste en oferta y sólo tienes la de crédito es prudente comprarlo. Así ahorras en la oferta y podrás pagar la tarjeta la fecha de vencimiento.

¿Solicitarías un crédito si no pudiste ahorrar dinero para comprar algo?

  • Si no puedes ahorrar una cantidad específica de tu sueldo todos los meses para completar un proyecto, probablemente tampoco puedas pagar esa misma cantidad en cuotas de crédito. Aunque se ha visto que a muchos les resulta más fácil pagar una cuota por ser una obligación que ahorrar esa misma cantidad de dinero voluntariamente.

En resumen, antes de solicitar un crédito evalúa el plazo por el que estarás endeudado y si es una buena decisión, o lo que quieres comprar puede esperar a que ahorres. Y en el caso de las tarjetas de crédito, limita ciertos consumos y procura pagar montos altos cada cierre de mes, así pagarás menos intereses.

 

Enviar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *